sábado, 12 de mayo de 2018

EL CUIDADO DE LAS UÑAS

Buenos días amig@s, hoy quiero hablaros de unas pequeñas  partes de nuestro cuerpo a las que quizás no les damos mucha importancia y que dicen mucho de nosotr@s, nuestras manos y también nuestros pies,sobre todo en verano al llevarlos descubiertos, son nuestra carta de presentación.
Unas uñas bien cuidadas mejoran nuestro aspecto personal más allá de lo puramente estético.
Las uñas compuestas por queratina son una protección para los dedos, conservarlas en buen estado requiere algunos cuidados.
Jabón de miel
Es importante utilizar jabones suaves para su higiene diaria a ser posible naturales y una vez a la semana dedicar un poco de nuestro tiempo para realizarnos una buena manicura.
En primer lugar eliminaremos el esmalte si lo utilizamos, las sumergiremos en agua jabonosa
durante unos minutos, podemos aprovechar para limpiarlas con un cepillo de cerdas naturales, después con un palito de naranjo empujamos las
cutículas, nunca las cortaremos, cuando estén secas procederemos a limarlas con una lima de lija, nunca de metal.
A continuación masajearemos bien con alguna crema natural  con movimientos circulares por toda la base de la uña. Así de simple.
A diario y sobre todo si utilizamos detergentes abrasivos, trabajamos con la tierra,las inclemencias del tiempo... les daremos un buen masaje sobre todo por la noche con alguna crema natural.
Para tener unas uñas saludables es necesario seguir una dieta equilibrada, rica en vitaminas A, B, silicio y calcio.Alimentos como el ajo,el arroz, el perejil, el apio,la lechuga y las pipas de girasol nos ayudarán a aportarles los minerales y vitaminas necesarios.
El estrés también puede influir en el mal estado de nuestras uñas y cabello por lo que se hace necesaria una buena salud mental y emocional para mantenerlas saludables, aquí las Flores de Bach pueden ser de gran ayuda, no solo en uso tópico añadiéndolas en nuestra crema o aceite sino en tomas orales con las flores indicadas para nuestro proceso emocional, en este caso la consulta al terapeuta floral será de gran ayuda.
Un remedio de nuestras abuelas para el fortalecimiento de las uñas consistía en sumergir los dedos durante unos minutos en aceite de oliva templado, todas las noches. Podéis infusionarlo con caléndula y os aportará mayores beneficios.


Otros estupendos fortalecedores son la cola de caballo y el vinagre de sidra.
Los aceites de argán y de gérmen de trigo también son grandes aliados para el cuidado de nuestras uñas, así como los aceites esenciales de cedro, neroli y geranio.
En cuanto a las flores de Bach en aplicación local que nos ayudarán a mantener nuestras uñas saludables serían:

  • Crab Apple para mantenerlas libres de hongos
  • Olive,Centaury y Clematis les aportará energía
  • Star of Bethelehem si sufren pequeños traumatismos,ayudará a su regeneración
  • Walnut para protegerlas de los agentes externos como detergentes, frío, polvo etc...

Os dejo una mezcla para uñas frágiles que propone Anna Vijo:

  • 15 ml de aceite de ricino
  • 15 ml de aceite de argán o de oliva
  • 8 gotas de ac. esencial de cedro
  • 5 gotas de ac. esencial de geranio

Aplicar todas las noches y si queremos resultados más rápidos dos veces al día.
Os dejo también el enlace a mi cosmética donde encontraréis la crema de manos para cuidados diarios y la crema multiusos para cuando las uñas, manos y/o pies están muy resecos o castigados
http://www.xn--aniencosmticanaturalconfloresdebach-jdd.com/p/mi-cosmetica.html
Como siempre espero que esta entrada os sea de utilidad y que me ayudéis a compartirla.
Que seáis felices!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco vuestros comentarios

CREMA HIDRATANTE DE LAVANDA

Buenos días, hoy toca receta sencilla que encontré en la guía FRAGANCIA CON FLORES, de Joanna Sheen. Una crema de elaboración muy fácil y...