viernes, 23 de febrero de 2018

Reciclando jabón -refundido-

Buenos días amig@s, en la entrada de esta semana sigo con el apasionante mundo del jabón. 
En esta ocasión quiero contaros como hacer para aprovechar todos esos restos que nos van quedando en la jabonera, los que nos quedan en el molde cuando hacemos jabón, o cuando no sabemos qué  hacer con ese jabón que no nos gusta como nos ha quedado.
 Pues bien, siguiendo en mi linea de no tirar, aprovechar y reutilizar hoy voy a contaros como hago para volver a tener pastillas de jabón con los restos.
 Es una técnica sencilla a la que solo le dedicaremos un ratito y con buenos resultados, para nuestro bolsillo también, porqué no.
En primer lugar vamos guardando los trozos en una bolsa de organza o similar, yo utilizo las que tejo para la ducha cuando van estado viejillas, también nos servirá una media, la malla de las mandarinas... cualquiera que permita que nuestros restos de jabón se vayan secando, porqué? pues para que sea más fácil rallarlos.
Cuando tengamos una cantidad importante, en este caso he reunido una taza grande, porque la verdad es que con la bolsa aprovecho hasta el último trocito, procedemos a rallarlos o triturarlos.He utilizado la Termomix, pero podéis hacerlo en cualquier otro aparato o a mano con el rallador de cocina.
Una vez molido o rallado el jabón lo ponemos en un cazo y lo cubrimos con agua.
Dejamos reposar un rato, hay quien dice que toda la noche,yo lo dejé una hora más o menos, removiéndolo de vez en cuando, para que absorba bien el agua y después lo ponemos al fuego fuerte sin dejar de remover hasta que alcance bastante temperatura, que empiece a hervir.

Lo sacamos del fuego y añadimos dos cucharadas de aceite vegetal, elegí aceite de almendras, el colorante, en este caso colorante azul alimentario y el aroma elegido, utilicé aroma de coco que había comprado para un encargo, esto es opcional, depende del uso que vayamos a darle al jabón y nuestras preferencias.
No utilizo colorantes ni aromas químicos en mis jabones, salvo en los encargos a gusto del cliente, pero en este caso lo he hecho para que viérais más opciones.

Una vez añadidos estos ingredientes, esta pasta de jabón que nos queda la enmoldamos a nuestro

gusto.
He escogido unos moldes de silicona pero 
podéis reciclar el brick de la leche, la parte de abajo de las botellas de plástico, el envase de la mantequilla o lo que tengáis a mano, siguiendo en la linea de reutilizar y reciclar. 
Una vez hecho esto lo dejamos secar unas horas para que termine de evaporar el agua, hay quien dice que un par de semanas, lo veréis en la dureza del jabón. Si os habéis pasado con el agua necesitará más tiempo de secado pero en cualquier caso terminará  cumpliendo su objetivo.


Y ya está,a utilizarlos.
Con un envoltorio chulo podéis hacer un regalo original y de coste casi cero. 
También es una estupenda ocasión para disfrutar de un  buen rato con los peques de la casa, ya que es una actividad que con un poco de supervisión, no supone riesgo para ellos y pueden hacerlos a su gusto eligiendo el molde, el aroma etc...ahí os lo dejo como idea para el día del padre que está próximo.
Bueno amig@s espero que os haya gustado la entrada de hoy y si es así ya sabéis lo mucho que agradezco que la compartáis. 
Hasta la próxima semana. Que seáis felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco vuestros comentarios

CREMA HIDRATANTE DE LAVANDA

Buenos días, hoy toca receta sencilla que encontré en la guía FRAGANCIA CON FLORES, de Joanna Sheen. Una crema de elaboración muy fácil y...