sábado, 17 de febrero de 2018

PROBLEMAS EN LA ELABORACION DEL JABON

Hola amig@s, la semana pasada os hablé de lo que es el jabón, hoy quiero comentaros algunos problemas que pueden darse cuando elaboramos nuestro jabón artesano, sobre todo al principio cuando somos novat@s.
 Como cualquier otra técnica la
 experiencia nos va aportando conocimiento en cuanto a como se comportan cada una de nuestras recetas y podemos detectar los fallos con mayor facilidad, aún así conviene recordar esta serie de consejos que creo que pueden ser muy útiles.
Vamos a ello:

El jabón se nos queda blando puede deberse a dos causas: Demasiada agua o poca sosa, en cualquier caso lo dejamos secar más tiempo en el molde y se termina endureciendo.
En el jabón aparecen grumos al intentar partirlo se rompe y es muy áspero. La receta está escasa de agua.
Podemos rallarlo y utilizarlo como jabón base.
El jabón no se cuaja hay ocasiones en que el cuajo tarda en hacerse,comprobamos la receta y si están bien añadidos todos los ingredientes, simplemente seguimos batiendo o removiendo más tiempo y termina cuajando.
Una vez seco tiene polvo blanco en la superficie este polvo blanco se llama ceniza de sosa y es perjudicial para la piel, pero simplemente con rasparlo o lavarlo se soluciona el problema y está listo para usar.
Se producen burbujas pequeñas en jabones muy duros y en ellas hay líquido atrapado. Puede ser debido a dos causas: un exceso de sosa o no haber removido bien.
El líquido de las burbujas es caústico por lo que el jabón no sirve para la piel. Podemos rallarlo y utilizarlo para otros usos domésticos.
El jabón huele a rancio la receta lleva más aceite del necesario o se ha utilizado mantecas o grasa animal.
Jabón caustico se produce cuando utilizamos más sosa de la necesaria por error o por seguir recetas “a ojo” por lo que no será indicado para la piel.
El Jabón tarda en secarse puede ser que se haya utilizado más agua de la debida,lo dejamos secar más tiempo y el agua termina por evaporarse. Tendrá el aspecto de un queso lleno de agujeros.
Si el jabón se corta durante la elaboración puede deberse a dos causas: que no estén bien pesados los ingredientes o que hayamos cambiado el sentido del giro al remover (hacerlo siempre en el sentido de las agujas del reloj).
Si le sale una película grasa superficial y no se seca es posible que no hayamos mezclado bien los ingredientes, Volvemos a mezclar o batir y se solucionará el problema.
   Cuando el jabón se cuartea al cortarlo puede deberse a que se ha dejado en el molde más tiempo del recomendado y se ha secado en exceso. Si no se podemos cortar las pastillas  lo rallamos y utilizamos para jabón líquido u otros usos domésticos.   
   Y por último si el jabón tiene poca espuma puede  depender de los aditivos que le añadamos, si queremos más espuma añadimos aceite de coco o tegobetaína de coco, teniendo en cuenta que puede resecar la piel si lo añadimos en exceso.Espero que os sirva y si os gusta ya sabéis no olvidéis compartir. Mil gracias

2 comentarios:

  1. Muito interesante estas informaciones pero aún me quedé con la duda de que si el jabón se corta es posible recuperarlo añadiendo algo por ejemplo?
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Bailarina me alegra que te guste la información.
    En cuanto al jabón cortado decirte que si la receta es correcta y los ingredientes están bien pesados, no tiene porqué cortarse.
    La verdad es que en los años que llevo nunca se me cortó el jabón. Aún así no hay que desesperar, otras jaboneras comentan que añadiendo una cucharada de harina por cada litro de jabón y batiendo de nuevo se recupera.Hablo del proceso en frío.
    Pruébalo y nos comentas. Muy buen día

    ResponderEliminar

Agradezco vuestros comentarios

CREMA HIDRATANTE DE LAVANDA

Buenos días, hoy toca receta sencilla que encontré en la guía FRAGANCIA CON FLORES, de Joanna Sheen. Una crema de elaboración muy fácil y...